Cuando aterrizaba en una empresa para poner orden en la gestión del parque informático, una de las situaciones que me daban escalofríos encontrarme era esta:

“Equipos en workgroup” (grupo de trabajo) 😱

Sabías que no tenías control de:

  • Usuarios, contraseñas.
  • Permisos de administrador local.
  • Configuración de Windows.
  • Software instalado.
  • Parches de Windows.

Toda la gestión te iba a tocar realizarla a mano con lo que algo tan habitual como actualizar un programa en los equipos conllevaba una gran carga de trabajo. Si además lo tenías que hacer en remoto, probablemente te costara más tiempo contactar con el usuario, abrir la aplicación de control remoto de turno, que te facilite el numerito, etc. que lo que te costaba instalar el programa.

Si alguien quería echar un vistazo al estado de los equipos tenía que fiarse de lo que hubieras anotado en la hoja de Excel de turno. Dado que todos somos humanos, no podías poner la mano en el fuego de que los datos anotados en ella coincidieran con el estado real de los equipos (y más si son varias las personas que meten mano a ese documento).

Hora de poner orden.

El paso lógico años atrás (si tenías la suerte de que los equipos no tuvieran Windows Home) era desplegar un servidor Windows con roles de controlador de dominio para disponer de tu propio dominio local.

Al margen del coste que conlleva montar y mantener servidores (hardware, garantías, licencias, backups, SAI, climatización…), implementar un dominio local y configurar características como la gestión del Windows patching, software, políticas, etc. es una tarea muy compleja. Requiere de personal altamente especializado, y no te voy a engañar si una de las palabras que más dolores de cabeza me producen es “GPO”.

No todo es tan fácil como parece.

Configurar un WSUS para gestionar las actualizaciones de Windows de una forma básica puede ser factible si no te importa convivir con una interfaz del siglo XX y que características tan tontas como decidir en qué momento se instalan los parches te suenen a ciencia ficción.

Gestión de activos it | Desktop Central

Si quieres instalar los parches primero en unos equipos de pruebas antes de desplegarlas en el resto de equipos te va a tocar aprobar las actualizaciones manualmente una por una. Además, por duplicado por cada grupo de equipos y créeme, no es nada divertido tener que hacerlo todos los meses.

Otro tarea habitual que te puede sacar de quicio es configurar automáticamente las impresoras en los equipos.

Gestión de activos it | Desktop Central

Probablemente te pegues una infinidad de horas intentando hacer que funcione y entre problemas de drivers, permisos de administrador, etc. y acabes desistiendo. Total, instalarlas a mano no te cuesta tanto al fin y al cabo. Eso sí, el día que te toque migrar el servidor de impresión o renovar el parque de impresoras ya puedes venir bien desayunado a la oficina.

Nuevas soluciones que nos simplifican la gestión.

Afortunadamente, en la actualidad tenemos soluciones que nos facilitan todo este tipo de tareas sin necesidad de disponer siquiera de servidores.

El despliegue en los equipos se limita a la instalación de un agente, y aparte de dispositivos Windows, también son bienvenidos Mac, iOS o Android. A partir de ahí, toda la gestión se realiza a través de una consola tipo web que te proporciona una rápida visibilidad del estado real de la seguridad de los activos.

Es fácil de usar, con una interfaz amena y en unos pocos clicks estás desplegando configuraciones sobre los equipos sin necesidad de ser un experto en la materia.

Lo habitual es desplegarlo en versión Cloud para despreocuparte de su instalación y mantenimiento pero también hay disponibles opciones en versión On-Premise.

No te voy a engañar si te digo que puedes hacer lo mismo con GPOs, pero si prefieres vivir más tranquilo, aquí puedes ver algunos ejemplos de la sencillez de uso de estas soluciones en un par de píldoras que tenemos publicadas:

 

Si quieres saber más sobre este tipo de soluciones de gestión de activos it no dudes en contactar al equipo de EON Transformación Digital. ¡Estaremos encantados de asesorarte en lo que necesites!