Teletrabajo y desconexión digitalEn los tiempos que corren, debido a la COVID-19, la discusión del derecho laboral a la desconexión digital ha tomado más relevancia que nunca. Pero ¿sabemos qué es exactamente y qué implica?

Desconexión digital y teletrabajo

La digitalización ha supuesto una revolución para la sociedad. Especialmente con el auge del teletrabajo derivado de la pandemia y de los confinamientos. Y, no cabe duda, que tiene grandes ventajas para el colectivo. Aunque, también, conlleva determinados riesgos.

Al igual que en las oficinas existen unos tiempos determinados tiempos de descanso establecidos el trabajo digital no debe ser menos. Sin embargo, se ha demostrado que la hiperconectividad distorsiona las líneas entre horario laboral y horario personal hasta que desaparecen.

Una reunión en fin de semana, contestar correos electrónicos de madrugada o alargar la jornada de trabajo fuera del horario establecido son prácticas cada vez comunes. Y ejemplos prácticos de una falta de desconexión digital por parte de las empresas y sus trabajadores.

¿Qué se busca proteger con la desconexión digital?

Estas prácticas han llevado tanto a los gobiernos como a la propia Unión Europea a tomar medidas al respecto para proteger el entorno laboral digital de los trabajadores. Y es aquí donde el Derecho a la Desconexión Digital ha tomado tanta importancia.

Las medidas legislativas tomadas permiten establecer unos límites, al igual que ya ocurre en el caso de las oficinas físicas, para que los trabajadores puedan separar su vida privada de la laboral.

Entre las medidas más importantes que se pretenden implementar se encuentran:

  • Establecer un máximo de 48 horas trabajo semanales.
  • Disponer un mínimo de 11 horas de descanso entre jornadas laborales.
  • No exigir a los trabajadores que estén disponibles fuera de su horario laboral.
  • Abstenerse de cualquier tipo de contacto laboral en su periodo vacacional.
  • Contabilizar como horario laboral cualquier tipo de formación y aprendizaje profesional.
  • La creación de mecanismos de tramitación de quejas y protección frente a denuncias sobre desconexión digital.

Desconexión digitalRegulaciones en materia de desconexión digital

En España ya existe este tipo de legislación en vigor, recogido dentro de la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales. Un derecho reforzado por la aplicación de jurisprudencia y el Real Decreto-ley 28/2020. Además, la Comisión Europea ya trabaja en su propia legislación comunitaria sobre desconexión digital y teletrabajo.

Sin embargo, todavía existe mucho camino por recorrer. Ya que la desconexión digital no trata exclusivamente de legislación, implica un cambio de la cultura empresarial actual. Una cultura empresarial basada eminentemente en la presencialidad que choca de lleno con las nuevas necesidades laborales.

Este cambio cultural a nivel de la organización debería iniciarse con el desarrollo de nuevas políticas internas que tengan en cuenta las nuevas idiosincrasias y, por supuesto, tengan en cuenta el teletrabajo. De forma que sea más sencillo concretar cómo realizar una desconexión digital de forma correcta y poner en marcha acciones de un uso razonable de los dispositivos.

Además, estas políticas internas también deberían incorporar de forma clara cuáles son los horarios de trabajo y tiempos de descanso obligatorios que los trabajadores deben tomar. Independientemente desde dónde se encuentren trabajando. Unas acciones que, también, permitirán cumplir de forma eficiente con la obligación de las empresas de registrar diariamente la jornada laboral de sus trabajadores.

Pese a lo que pueda parecer, la empresa no es la única que debe adaptarse a las nuevas tipologías de trabajo. Los propios empleados deben sufrir también una transformación para implementar la desconexión digital.

Una relación más responsable con los dispositivos electrónicos y una mayor responsabilidad sobre sus horarios y los tiempos de trabajo son los elementos más importantes que el trabajador debe implementar.

 

El equilibrio es la clave cuando se habla de desconexión digital. En EON Transformación Digital te ayudamos a encontrarlo y te acompañamos en tu camino gracias a nuestro equipo de expertos. ¡Contacta con nosotros sin compromiso!

 

Descubre todos los detalles de la desconexión digital de la forma más sencilla con nuestra infografía complementaria.