Al leer “Inteligencia Artificial” la idea que se nos viene a la mente es aquella que hemos ido creando gracias a “Terminator” o “Yo robot” entre otras obras de ciencia ficción. Enseguida dejamos volar nuestra imaginación pensando en robots que tienen como fin común sublevarse y acabar con la raza humana o en máquinas antropomórficas indistinguibles de un humano. Pero ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Esta mentalidad ha llevado a acuñar el término “Inteligencia Artificial General” o “Inteligencia Artificial Fuerte” para referirnos a la Inteligencia Artificial que es capaz de realizar con éxito cualquier tarea que el ser humano pueda hacer. Sin embargo, hoy en día cuando se habla de Inteligencia Artificial, se hace referencia a la “Inteligencia Artificial débil” que es la Inteligencia Artificial que se centra en una tarea en particular. Se podría decir que tiene una inteligencia específica.

AI Inteligencia Artificial | EON Transfomacion Digital

De forma resumida, la Inteligencia Artificial actual pretende imitar la manera de razonar del ser humano y su proceso de aprendizaje para tareas específicas. Con esta información es más difícil imaginar qué es, pero… ¿y si vemos algún ejemplo?

Imagínate un asistente virtual que nos responda a pequeñas dudas en nuestro día a día al que podemos llamar… por ejemplo … Siri, Alexa o Cortana. ¿No ha sido tan difícil verdad? Muchos de nosotros ya contamos con estas ayudas de la Inteligencia Artificial.

Veamos otro ejemplo. Es viernes noche y estás terminando de ver el último capítulo de la serie a la que ahora estás enganchado en cualquiera de las plataformas disponibles, ¿Y ahora? ¿Cuál de todas las que te recomienda la plataforma vas a empezar? Estos sistemas de recomendación que se basan en las visualizaciones de los usuarios pueden ser otro ejemplo de Inteligencia Artificial.

Sé lo que estás pesando, ya no nos lo tenemos que imaginar, lo tenemos presente en nuestro día a día. ¿Y si también te digo que puede ayudarte en tu trabajo? La finalidad de la Inteligencia Artificial es hacer que puedas dedicar más tiempo a las tareas que aportan valor, en la toma de decisiones aportándote una visión gracias a tus datos almacenados o incluso ayudándote a protegerte de intrusiones.

Como ves, la inteligencia artificial está destinada a mejorar las capacidades y contribuciones humanas convirtiéndose en un activo comercial muy valioso. Por ello, es importante observar la importancia y las ventajas que nos da, y los retos a los que nos debemos enfrentar.

Si estás interesado en todo el mundo de la inteligencia artificial no te puedes perder nuestro último vídeo de Inteligencia Artificial para todos los públicos.

¡No dudes en contactar con nuestro equipo de Analytics para saber más sobre el mundo de los datos!